10Dic 2015

La sala Arte Invitado del Museo Lázaro Galdiano prorroga hasta el próximo 31 de enero de 2016 la estancia de la obra Copa (1997) de Tàpies, que de manera habitual se puede contemplar en el Museo Vivanco de la Cultura del Vino (Briones, La Rioja). Oportunidad que ha sido posible gracias al acuerdo firmado entre la Fundación Vivanco y el Museo Lázaro Galdiano. 

TapiesLa obra de Tápies, Copa (1997), un óleo sobre papel cedido temporalmente por la Fundación Vivanco, puede visitarse en la Sala de Arte Invitado del Museo hasta el próximo 31 de enero de 2016. La utilización del papel en la trayectoria de Tàpies estuvo motivada por la inquietud del artista en reflejar hasta qué punto los medios o soportes que se emplean en cualquier proceso creativo influyen en su resultado e interpretación final. Esta obra, que formó parte de la exposición Esprit de papier que el artista Antoni Tàpies exhibió en 1998 en la Galería Lelong de París, pertenece a la colección privada que la Familia Vivanco ha reunido tras 40 años de coleccionismo. Un cuadro que de manera permanente puede contemplarse en la Sala 4 del Museo Vivanco de la Cultura del Vino en Briones (La Rioja), considerado por la UNESCO como el mejor del mundo en su categoría. Un museo, de carácter universal que, tal y como señala Santiago Vivanco, director de Fundación y Experiencias Vivanco, “refleja a través de diversas disciplinas artísticas la relación tan estrecha entre vino y hombre a lo largo de 8000 años de historia”.

Esta obra forma parte de la exposición permanente del Museo Vivanco de la Cultura del Vino, donde la familia bodeguera riojana Vivanco ha reunido una colección excepcional de objetos vinculados a la cultura vitivinícola, desde las herramientas y la maquinaria propias del campo y la bodega a obras de, entre otros, Sorolla, Picasso, Juan Gris o Miró. La colección posee varias obras de Tàpies en las que, como en este ejemplo, toma protagonismo una copa de vino.

imagesLa figura de Antoni Tàpies es fundamental en el panorama artístico de la segunda mitad del siglo XX. Tras unos inicios marcados por la influencia del surrealismo, entendido de una manera muy personal, su obra evolucionó hacia el informalismo convirtiéndose en uno de los máximos representantes de la pintura matérica. En su producción, de gran complejidad técnica, los pigmentos tradicionales se mezclan con los materiales más humildes y heterodoxos, dando lugar a composiciones caracterizadas por un colorido austero y una escueta iconografía de signos, impregnadas de sutil espiritualidad.

Las vanguardias artísticas que emergieron a comienzos del siglo XX transformaron una manera de presentar el arte que hasta entonces no había prestado especial atención a los medios materiales y formales más allá de por cuestiones técnicas. Esta evolución ha llegado hasta nuestros días con creaciones en las que a menudo no está claro dónde queda el arte. Y en este debate, ¿cuál es el protagonismo de la capacidad creativa del artista?. Otras preocupaciones de Tàpies encierran estas reflexiones, como el compromiso que debe tener el arte con la transgresión, ya que cada cierto tiempo se imponen ciertos academicismos que de alguna manera encorsetan la capacidad creadora. Si hay algo a lo que no debe renunciar el artista es a la valentía.
images (1)El acuerdo de colaboración sellado entre la directora del Museo Lázaro Galdiano, Elena Hernando y el director de la Fundación Vivanco, Santiago Vivanco, fiel a su compromiso para investigar y divulgar la cultura del vino en todas sus manifestaciones artísticas, permite, además de la cesión temporal de la obra anteriormente mencionada, la apertura gratuita del Museo un viernes al mes, en horario de tarde, de 17 a 21h.

Otra de las singularidades que contempla este acuerdo es un recorrido exclusivo por las piezas más emblemáticas, inspiradas en el vino, expuestas en el Museo Lázaro Galdiano. Se trata de una visita gratuita para 25 personas que requiere inscripción previa, donde se profundiza en este tema a partir de la Colección del Museo. Una oportunidad para conocer y sumergirse en la cultura del vino, que tiene como colofón una cata artística de los vinos de Bodegas Vivanco.
Esta experiencia artística culmina con una cata de diversos vinos de esta bodega riojana, considerada según la lista «Wine&Spirits Top 100 Wineries of the Year for 2015» como una las 100 mejores del mundo y que ha hecho posible que el Museo Lázaro Galdiano, por primera vez en su historia, pueda abrir al público gratuitamente las tardes de los primeros viernes de cada mes, de 17 a 21h, tal y cómo hemos mencionado anteriormente. Esta iniciativa está teniendo una excelente acogida por parte del público.

descarga (2)Desde SMarkCom, queremos contribuir informando sobre las novedades y actividades del Museo con el que colaboramos habitualmente para la celebración de todo tipo de eventos: desde recepciones a conciertos, cenas, presentaciones de libros, recitales, fiestas, lanzamientos comerciales, reuniones de trabajo, cursos, exposiciones, proyecciones, rodajes, sesiones fotográficas, encuentros, etc. Sus instalaciones incluyen, un hermoso jardín histórico, un auditorio con anfiteatro, una sala polivalente (sala Pardo Bazán), una sala de recepción, una sala histórica (sala de lectura), una Biblioteca y un Archivo, además del propio Museo, que alberga una colección artística de más de 12.000 piezas, destacando una selecta pinacoteca con obras de El Greco, Velázquez, Murillo, Goya, El Bosco, Cranach o Constable. Siempre es un placer organizar actos y disfrutar de experiencias exclusivas que el Museo Lázaro Galdiano diseña ad hoc para nosotros.

 

 

acerca de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.