29Oct 2015

La exposición Vistiendo el tiempo presenta un repaso a los últimos 160 años de la historia de la moda y la relojería de la mano de dos colecciones fundamentales, el del Museo del Traje y el de la casa Tissot. Desde hoy 29 de octubre y hasta el  24 enero 2016 podemos disfrutar de ella. Una oportunidad para reflexionar sobre como la moda no sólo nos afecta en el vestir sino que también tiene su reflejo en los objetos que nos rodean.

descargaEl Museo del Traje rastrea los vaivenes de la moda desde finales del siglo XIX hasta nuestros días con Vistiendo el tiempo, una muestra que recorre el paso del tiempo a través de diseños de Dior, Balenciaga o Chanel y una selección de relojes suizos.

El paso del reloj de bolsillo al de pulsera, la transición del reloj-joya a las piezas más cómodas y para todas las horas del día, o la incorporación de materiales como el plástico, en un accesorio tradicionalmente asociado al lujo, aparecen retratados en esta exposición, que se inaugura hoy al público.

La firma suiza Tissot, que en sus orígenes «suministró relojes a la casa real rusa», ha cedido una treintena de piezas de su colección para la muestra. Tres relojes de bolsillo hechos en oro y platino y acompañado, en el caso de las mujeres, con piedra preciosas, reciben al público para poco después, dar paso a los primeros diseños de pulsera, que llega con la Segunda Guerra Mundial y la moda de los soldados «de atarse los relojes a la muñeca con una cuerda».

descarga (1)Este cambio estuvo también propiciado por la llegada de una moda «más libre», menos encorsetada, capitaneada por diseñadores como Coco Chanel o Mariano Fortuny y Madrazo, ambos presentes en la muestra, el último con un espectacular vestido Delphos en tono aguamarina, recién adquirido por el museo y que Charles Chaplin compro a su mujer.

La nueva sociedad que emerge en la segunda mitad del siglo XX y sus nuevas costumbres sociales se reflejan en la vestimenta, y también en los relojes. La mujer se incorpora al mercado laboral, pero mantiene su estatus sumiso, de «mujer florero», que se viste con elegantes diseños de Balenciaga, Dior y la Maison Worth, todos presentes en la muestra, dice Diez Garde. De este modo, los relojes más sencillos, aparecen junto a otras piezas con aspiración de joya, con una esfera de tamaño mínimo de clara vocación ornamental, explica el comisario.

La experimental década de los sesenta trae consigo la incorporación de nuevos materiales, que se aprecia en un vestido de piezas metálicas de Paco Rabanne o una minifalda plastificada de Mary Quant, y que acompaña la aparición de los primeros relojes de plástico y diseños cada vez más abstractos. 

imagesLos ochenta, el nacimiento del concepto yuppie y el dress for success (vestido para triunfar), marca un nuevo resurgir de la exclusividad, con relojes con esferas de granito o Japes, mientras que el movimiento minimal de diseñadores como Azzedine Alaïa, acompaña el surgimiento de los primeros relojes unisex. Como cierre, los organizadores han dado especial importancia al auge del estilo deportivo en la última década, y que tiene como hito uno de los relojes creados por la firma suiza para el piloto español Tito Rabat, acompañado por uno de sus monos.

A través de ambas fuentes se pretende hacer un análisis de cómo la relojería ha sido capaz de reflejar en la muñeca los cambios que la moda estaba efectuando en nuestro cuerpo: 29 relojes (históricos y contemporáneos) llegados directamente desde el archivo de la firma en Suiza y 29 looks de los fondos del Museo del Traje componen esta muestra que repasa algunos hitos de la moda, entre los que destacan las creaciones de genios españoles clásicos como Mariano Fortuny, Paco Rabanne o Cristóbal Balenciaga, internacionales como Christian Dior, Elsa Schiaparelli o Jacques Fath, y maestros de la moda contemporánea como Karl Lagerfeld, Sybilla, Azzedine Alaïa o Thierry Mugler.Cartel_Vistiendo_el_Tiemponsp-135

Desde SMarkCom, queremos contribuir informando sobre las novedades y actividades del Museo, nuestro equipo apuesta porque la exposición se convierta en un verdadero fenómeno, no te lo pierdas! El archivo de Tissot es un reflejo de la historia que ahora, y durante 3 meses, vamos a poder disfrutar.

acerca de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.