15Jun 2015

El Museo Thyssen-Bornemisza acoge desde el 30 de junio la exposición fotográfica Vogue Like a Painting, una muestra de imágenes de inspiración pictórica procedentes de los archivos de la revista Vogue y realizadas por algunos de los fotógrafos más destacados de las últimas tres décadas. Todas las fotografías se han seleccionado por poseer las características que tradicionalmente se atribuyen a la pintura y la dotan de un valor especial.

 

la_exposicion_vogue_like_a_painting_1710_620x930Desde SMarkCom, queremos contribuir informando sobre las novedades y actividades del Museo y facilitando la venta de entradas desde el Canal online del que formamos parte. 

Si hay dos disciplinas artísticas unidas desde el inicio de sus existencias, son la pintura y la moda. Las mezclas de color, las inspiraciones naturales y la creatividad se dan la mano para inspirar a las musas que dan vida a ambas. El próximo 30 de junio y hasta el 12 de octubre de 2015, el Museo Thyssen de Madrid rinde homenaje a este vínculo con una exposición titulada Vogue: Like a Painting compuesta por sesenta fotografías de moda que proceden de los archivos de Vogue cuya temática se basa en la inspiración pictórica.  

Un compendio de trabajos en los que algunos de los grandes fotógrafos de las tres últimas décadas –entre los que se encuentran Irving Penn, Annie Leibovitz, Tim Walker, Paolo Roversi, Steven Meisel, Steven Klein, David Sims, Erwin Olaf, Mario Sorrenti, Michael Thompson o Peter Lindbergh– han empleado diversos movimientos pictóricos como principal referencia. 

la_exposicion_vogue_like_a_painting_3474_620x930La exposición, cuya cronología abarca casi un siglo, no responde a unos criterios estrictos, sino más bien está hilvanada con cierta libertad, y basada en estados de ánimo y en recuerdos un poco imprecisos. En algunas de las imágenes se utiliza el relieve escultórico, y en otras la luz tiene una factura pictórica. Muchas de ellas nos hacen pensar en cuadros o artistas concretos.

La pintura española del Siglo de Oro, el retrato holandés, los cuadros del periodo victoriano y los prerrafaelitas. Tampoco faltan las pinceladas románticas, el impresionismo o las diferentes escuelas presentes en las colecciones reales europeas. Sin embargo, si hay un denominador común en todas las obras es su atmósfera: un sentimiento de quietud y de sosiego, como si el tiempo se hubiera detenido; y en realidad, lo ha hecho de la mano de estos artistas de la cámara que veneran los detalles aportados por el pincel.

La muestra, organizada por Debbie Smith –directora de nuevos proyectos de Condé Nast y comisaria de la muestra– ofrece un punto de vista distinto de la mujer, una especie de retrospectiva de la feminidad más misteriosa y compleja a través del arte.

 

Erwin-OlafVogue: Like a Painting se celebra en colaboración con Bvlgari
El equipo de SMarkCom apuesta porque la exposición se convierta en un verdadero fenómeno, no te lo pierdas!

 

 

 

 

acerca de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.